CONTACTO | RESERVAS
"Semana Santa de Cuenca; una pasión, una forma de vivir, un camino al calvario, un sentimiento difícil de explicar y sencillo de transmitir"

Nuestra Semana Santa en Cuenca no empieza con el Domingo de Ramos, empieza mucho antes, subastas, montaje de andas, junta de hermandades,..., e incluso dicen que no empieza nunca porque nunca termina.

Vivir la Pasión de Cuenca es vivir cada día de nuestra Semana Santa disfrutando de cada momento en distintos rincones de los recorridos, además, cada día tiene su peculiaridad y su belleza; desde "la palabra" de La Catedral con nuestros hermanos de La Vera Cruz el lunes, continuando con la subida del San Juán al Salvador del Martes, pasando a última hora por San Esteban el miércoles y viendo cómo las hermandades se despiden hasta el siguiente año...

El jueves Jesús del Puente y El Auxilio caminan juntos, en paralelo, casi de la mano hacia la iglesia de San Antón arropados por la Soledad del Puente, y qué decir de la madrugada del viernes, la entrada a la Plaza Mayor del Jesús sólamente se puede sentir estando allí, la mezcla de todos los sonidos de tambores y clarines únicamente se deja morir cuando entra La Soledad...

A partir de aquí salen los pasos más impresionantes con nuestra Señora de las Angustias presidiendo la pasión y por la noche, la Cruz Desnuda nos recuerda por qué estamos aquí...